Euskara
Añadir a Favoritos
Portada Pág. anterior

botón Domicilie sus impuestos

Mi Pago
Pagos online

Euskara

Edición: 28/03/2011


Perfiles lingüísticos

Precedentes para ubicarnos

Desde que se aprobara la Ley Básica de Euskara en 1982, se reconoce el derecho de los ciudadanos a usar tanto el euskara como el castellano (las dos lenguas oficiales en el ámbito de la Comunidad Autónoma Vasca) en sus relaciones con la administración pública.

A partir de ese momento, queda en manos de la administración el garantizar dicho derecho y fijar en qué puestos es prioritario conocer ambas lenguas para no mermar los derechos que se le reconocen a la ciudadanía.

Años más tarde, en 1989, con la aprobación de la Ley de Función Pública Vasca y, posteriormente, con el Decreto 86/1997 que desarrollaba la misma, se estructuró en cierta manera lo que, de una manera tan genérica recogía aquella temprana Ley Básica del Euskara. De todo ello surgen los que hoy conocemos como Perfiles Lingüísticos.

 

Qué es un perfil lingüístico

Todos y cada uno de los puestos de trabajo, sin excepción, cuya función se desarrolla en la administración pública vasca tienen un perfil lingüístico asignado. Más o menos consiste en el dominio de las dos lenguas oficiales que se estima necesario en ese puesto. En la práctica, ya que todos los que saben euskara saben castellano pero no todos los que saben castellano saben euskara, podríamos decir que consiste en el nivel de euskara que se necesita para desarrollar la labor en ese puesto de trabajo. Sin embargo, la realidad no debe despistarnos jamás: lo que pretende garantizarse es la capacitación para trabajar en las dos lenguas oficializadas.

Cada perfil de cada puesto debe estar recogido en la Relación de Puestos de Trabajo que es, por así decirlo, el documento oficial que refleja las características que en ese aspecto afectan al ente en cuestión, en nuestro caso, el Ayuntamiento de Laudio/Llodio.

 

Cuántos perfiles lingüísticos hay

Para la administración existen tres perfiles denominados 1, 2 y 3 en orden de menor a mayor nivel de euskara. Existe, además, un perfil 4, de carácter un tanto diferenciado y específico de unos puestos concretos: traductor de euskara, secretario general, o similares.

El mundo de la enseñanza se rige por un sistema similar pero que tan sólo dispone de dos perfiles. Como atañe al Centro Municipal de Formación Profesional de Llodio, también puedes ver una referencia a dicho sistema al final de este trabajo.

 

Cuánto puntúa el euskara. La preceptividad.

Además de los diferentes niveles o perfiles lingüísticos atribuidos en función de las características del puesto, existe otro factor conocido como “preceptividad” que marcará en que puestos es “imprescindible” el conocimiento del euskara y en cuáles será tenido en cuenta como simple mérito. Es decir, como un evidente beneficio pero no de cumplimiento estrictamente obligatorio. Todo ello surge de aquel Decreto 86/1997 que antes citábamos. Aunque parezca complicado no lo es tanto. Veámoslo por partes.

Primero hemos de saber en cuántos de los puestos existe la famosa preceptividad, es decir, en cuántos puestos es obligatorio tener acreditado el nivel de euskara correspondiente para acceder a él o cuales son los puestos que, en cualquier plan de euskaldunización interno tienen absoluta prioridad.

El número de dichos puestos no se decide al azar. Se realiza de manera porcentual y en función del número de vasco parlantes de cada lugar. Por tanto, y con cierta lógica, será mayor la exigencia de puestos bilingües en aquellos pueblos en los que el número de vasco hablantes sea mayor.

Se calcula de la siguiente manera. Cada cuatro años se actualiza el Padrón de Habitantes. Y en él, declaramos si sabemos euskara o no. Pues bien: si sumamos el porcentaje de vasco hablantes y la mitad del porcentaje de los que se declaran “casi vasco hablantes” obtenemos el índice de cada municipio. Y ese será el porcentaje a aplicar como criterio de preceptividad en los puestos de la administración. Veámoslo con un ejemplo.

Nuestro municipio, Llodio, en función de lo declarado por sus habitantes en el último padrón (2001) tiene un 21,9 % de vasco parlantes y un 21,6 % de casi-euskaldunes. Por tanto, sumaremos el primero de los índices y la mitad del segundo. Así obtenemos el 32,7 % que es el índice de preceptividad para el municipio de Llodio. En consecuencia y ateniéndonos a lo que nos interesa, el 32,7 % de los puestos del Ayuntamiento de Laudio/Llodio tienen que estar cubiertos por personas que tengan acreditado el perfil lingüístico que le corresponde a su puesto. Es decir, el 32,7 % de los puestos tienen preceptividad.

Por puro sentido común, esos puestos serán prioritariamente aquellos que tengan relación con el público, juventud, cultura, etc.

Por otra parte, todos aquellos puestos que quedan fuera del citado índice (en el caso del Ayuntamiento de Laudio/Llodio sería el 67,3 % restante), en caso de que fuesen parte de una oferta pública de empleo, el euskara será valorado como mérito y no como factor eliminatorio. Pero ¿en qué medida?

En aquellos puestos cuyo perfil lingüístico sea 1 ó 2, el euskara valorará un mínimo del 5 % y un máximo del 10 % de la puntuación total del concurso. Y si el perfil fuese 3 ó 4, un mínimo del 11 % y un máximo del 20 %.

 

Cómo puedo conseguir la titulación de un perfil lingüístico determinado.

Puede conseguirse de dos maneras. Ya que el sistema de perfiles es algo propio y exclusivo de la administración pública, todos aquellos trabajadores (funcionarios o contratados laborales) de la misma podrán presentarse a cualquiera de las dos convocatorias anuales (cada una consta de una prueba principal y una segunda oportunidad o recuperación denominada “examen de contraste”).

Aquellos que no pertenezcan a la administración, podrán conseguirlo presentándose a cualquier oferta pública de empleo. Aunque no consigan la plaza en cuestión, si han conseguido superar la prueba de euskara correspondiente podrá solicitar un certificado del mismo. Tan sólo un pequeño detalle: en el caso del Perfil 1, dicha titulación caducará una vez pasados dos años (no contabilizarán en este plazo los períodos que se esté trabajando en la administración pública).

 

Convalidaciones entre títulos.

Otro modo de conseguirlo es por medio de las convalidaciones. Tendrán el mismo valor aquellos niveles que acreditemos, en función de la siguiente tabla.

 

PERFIL LINGÜÍSTICO DE LA ADMINISTRACIÓN

PERFIL LINGÜÍSTICO DE LA ENSEÑANZA

EGA

ESCUELA OFICIAL DE IDIOMAS

P.L. 2 P.L. 1    
P.L. 3 P.L. 2 EGA 4º curso

NOTA: El PL 1 de educación es equivalente al PL2 de administración pero no a la inversa.

 

Estas convalidaciones son válidas tanto en un sentido como en otro (excepto el caso anterior del PL 1 de educación). Así, un título EGA servirá como titulación de PL 3 o al revés. Pero, en cualquier caso, no tendremos un título EGA hasta haber superado su examen específico aunque, como titulación equivalente, dispongamos de nuestro, por ejemplo, 4º curso acreditado de la Escuela Oficial de Idiomas.

 

Exámenes para conseguir los perfiles lingüísticos.

El IVAP (Instituto Vasco de Administración Pública) es un ente que, aunque es un organismo de carácter autónomo, forma parte del Gobierno Vasco. Como su nombre indica, controla la administración pública de la Comunidad Autónoma Vasca: Gobierno Vasco, diputaciones y ayuntamientos. Es dicho instituto quien realiza las convocatorias de examen. Su página web nos ofrece un excelente servicio al respecto.

En ella podremos consultar las convocatorias, solicitudes para tomar parte en las mismas, listados, modelos de examen, etc. Pero mejor que lo compruebes tu mismo: convocatorias.

También te atenderán en el teléfono del IVAP 945 017 629. Si no siempre nos tienes a tu disposición en el Área de Euskara (944 034 890) o en el Euskaltegi Municipal (946 722 838).

 

Conocimientos mínimos para presentarse

Tal y como se ha comentado anteriormente podemos valernos de una convocatoria oficial de cualquier oferta pública de empleo o del sistema de convalidaciones para conseguir la titulación de perfil lingüístico deseado.

Pero lo habitual suele corresponder a trabajadores de la administración pública que se presentan a cualquiera de las dos pruebas (marzo/abril y septiembre/octubre aprox.) anuales.

En dichos casos, para los perfiles 1, 2 y 3 deberá acreditarse un nivel mínimo. Ello se evalúa a través de una prueba preliminar y en la cual se decide quiénes pueden optar a presentarse a las pruebas de acreditación. Estas pruebas preliminares tan sólo sirven para la convocatoria en cuestión: aunque se aprobase en su día, debemos volver a presentarnos cada vez que queramos optar a examinarnos.

En cualquier caso, y a modo de simple orientación, diremos que el nivel de exigencia y conocimientos del Perfil 1 podría corresponderse al adquirido una vez finalizado el 6º nivel (“urratsa”) de cualquier euskaltegi homologado. El Perfil 2 al 8º nivel y el P.L. 3 al 12º. Evidentemente, esta orientaciones sirven también de referencia para las otras titulaciones reflejadas en la tabla de convalidaciones.

Respecto al Perfil Lingüístico 4 ya hemos dicho que tenía un carácter un tanto extraordinario. Lo mismo sucede con las exigencias para presentarse a él. Puede realizarse en los siguientes casos:

  1. Cuando el puesto de trabajo que se ocupa tenga designado el PL 4
  2. Cuando el puesto de trabajo que se ocupa tenga designado el PL 3 y se tenga acreditado (por superación de prueba o por convalidación)
  3. Cuando el puesto de trabajo que se ocupa tenga designado el PL 1 ó 2 pero el trabajador en cuestión tenga acreditado el PL 3 y posea además de una titulación académica media.

 

Perfiles de educación: profesorado del CMFP

Los puestos ocupados por personal docente en los centros de enseñanza se rigen por un sistema de perfiles lingüísticos similar pero a la vez sensiblemente diferente. No es habitual que corresponda a un ayuntamiento dar este tipo de información pero es caso de Llodio es especial ya que el consistorio es el titular de una escuela de formación profesional: el LHUI-CMFP (Lanbide Heziketako Udal Ikastetxea / Centro Municipal de Formación Profesional).

Como ya se ha apreciado en la tabla de equivalencias, en la enseñanza tan sólo hay dos perfiles. El PL 1 corresponde al PL 2 de la administración y, el PL2, al PL 3 de la administración o EGA o similares.

En el sistema de la enseñanza el ritmo no lo marcan especialmente las preceptividades (también las tenemos en nuestro centro educativo) sino la gran demanda social ya que, actualmente, todos los alumnos que acceden al centro proceden de modelos educativos euskaldunes.

Para poder impartir clases en euskara, es necesario tener acreditado el máximo nivel (el PL 2).

En dicho caso, como sucede con el título EGA, las convocatorias para acreditar dichos perfiles lingüísticos así como sus pruebas, etc. son reguladas desde el programa Irale dependiente del Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno Vasco. Puedes informarte pinchando aquí: Educación.

Sus convocatorias de examen  son de régimen cerrado (para profesores liberados dentro del plan Irale) o abierto para aquellos que otros que, trabajando en la docencia, así lo deseen.